Cierralo

¿Qué estás buscando hoy?

Bombas de insulina para niños: cuándo y cómo usarlas

 bomba de insulina para niños

Bombas de insulina para niños: cuándo y cómo usarlas

Las bombas de insulina pueden mejorar el control glucémico y permitir una administración de insulina más precisa y flexible en el caso de los adultos con diabetes, pero ¿son adecuadas para los niños [1]?

En este artículo nos centramos en el uso de bombas de insulina para niños y respondemos a preguntas como ¿puede tu hijo llevar una bomba de insulina y es un buen candidato para ello? ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de que los niños usen una bomba de insulina? ¿Existe una edad mínima para que un niño utilice una bomba de insulina?

He aquí todas las respuestas.

¿Qué es una bomba de insulina?

Una bomba de insulina es un pequeño dispositivo electrónico que administra insulina de acción rápida al organismo en la cantidad y en el momento en que se necesita [1]. Pueden llevarse durante 2-3 días seguidos [2]. 

Existen dos tipos principales de bombas de insulina [1]:

  • Con tubo, a veces denominadas bombas tradicionales o bombas conectadas

  • Sin tubo, también denominadas «bombas de parche»

La bomba de insulina tradicional administra insulina a través de un pequeño catéter (un tubito con una aguja) que se inserta bajo la piel y se sujeta con un adhesivo. Esto se denomina «set de infusión» o «cánula de infusión» [1].

El tubo de plástico se conecta el set de infusión con la bomba y administra la insulina desde la bomba hasta la piel [1].

La «bomba de parche» no utiliza tubo, sino que se aplica directamente en la piel con ayuda de un parche. Las bombas de parche sin tubo contienen un depósito de insulina. La insulina se administra a través de la cánula de infusión y la bomba se controla de forma remota por medio de tecnología inalámbrica [1]. 

Las bombas inalámbricas administran la insulina de dos formas [1, 2]: 

  • Una tasa basal: una infusión continua de insulina de acción rápida durante el día y la noche

  • Dosis en bolo: se administran dosis adicionales de corrección en el momento de las comidas o aperitivos 

La mayoría de las bombas de insulina disponen de una calculadora de bolos que calcula la dosis del bolo recomendada utilizando los niveles de glucosa en sangre actuales, los gramos totales de carbohidratos consumidos por el usuario y la insulina restante de las dosis previas [1].

¿Puede utilizar mi hijo una bomba de insulina?

Las bombas de insulina se pueden utilizar en niños y adolescentes con diabetes de tipo 1 y brindan muchos beneficios para la salud [1]. Sin embargo, deben tenerse en cuenta algunos factores importantes para decidir si a tu hijo le conviene utilizar una. 

Algunos aspectos que los padres y cuidadores deben considerar detenidamente son [2]:

  • ¿El niño desea llevar una bomba de insulina? 

  • ¿El niño tolerará el proceso de colocación de la bomba de insulina, que implica el uso de un catéter y una pequeña aguja?

  • ¿El padre/cuidador entiende bien en qué consiste un tratamiento con insulina?

  • ¿El padre/cuidador y/o el niño o adolescente saben cómo calcular la cantidad de carbohidratos consumidos?

  • ¿El padre/cuidador sabe cómo utilizar una bomba de insulina? 

  • ¿El padre/cuidador tiene «aliados» entre el personal docente y otros cuidadores dispuestos a utilizar una bomba de insulina y son capaces de hacerlo?

  • ¿El niño está dispuesto a hacerse varias pruebas de glucosa en sangre cada día? ¿El padre/cuidador está dispuesto a ayudarle? (Por lo general, la glucosa en sangre debe medirse entre 4 y 6 veces al día para ajustar las dosis en bolo, hay que asegurarse de que la bomba funcione correctamente y que se controlan los niveles de glucosa en sangre [3])

  • ¿El niño y los padres cuentan con un equipo de profesionales médicos dispuesto a ayudarles y apoyarles durante el proceso de instauración de un tratamiento con bomba de insulina? [2, 3]

También es importante recordar que tu hijo y tú tendréis que aprender muchas cosas sobre las bombas de insulina para poder usarlas. 

Se recomienda iniciar el tratamiento con bomba de insulina con un equipo médico especializado (compuesto por un enfermero, un médico y un dietista con experiencia en su uso), y no con un médico de atención primaria (como tu médico de familia) [3].

¿Cuáles son las ventajas de usar una bomba de insulina para niños?

Son muchas las ventajas de que un niño utilice una bomba de insulina, muchas de ellas similares al caso de los adultos:

  • Las bombas de insulina permiten administrar múltiples tasas de insulina basal y administran pequeñas dosis aproximadamente cada 10 minutos. Este mecanismo trata de imitar la actividad de un páncreas sano. Junto con el control de los niveles de glucosa en sangre, permiten una administración de insulina más precisa y personalizada [4, 5].

  • Las bombas de insulina pueden mejorar el control glucémico y los resultados de la diabetes [2, 4] y ayudar a los niños a llevar un estilo de vida más flexible [2]. El ajuste de las dosis de insulina al practicar ejercicio o durante un viaje resulta más sencillo con una bomba [4]. Las bombas de insulina pueden reducir la hipoglucemia durante y después del ejercicio en el caso de los jóvenes con diabetes de tipo 1 [4].

  • Las bombas de insulina permiten ajustar más fácilmente las tasas de insulina basal en otras circunstancias especiales, como al saltarse comidas, comer menos o estar enfermo, de una forma que no permite el tratamiento con inyecciones [4].

  • Las dosis de insulina en bolo permiten controlar los niveles de glucosa en sangre de una forma más fácil y cómoda después de comer, así como reducir los niveles altos de glucosa [4].

  • Una observación habitual después de la adopción de un tratamiento con bomba de insulina es una reducción tanto de la frecuencia como de la gravedad de las hipoglucemias en niños y adolescentes con diabetes de tipo 1 [6]. El tratamiento con bomba de insulina también se asocia a una tasa más baja de coma hipoglucémico en comparación con el tratamiento con inyecciones, especialmente en niños en edad escolar [7]. 

  • El riesgo de cetoacidosis diabética también es menor en jóvenes que utilizan bombas de insulina en comparación con los jóvenes que reciben tratamiento con múltiples inyecciones [4, 7]. 

  • Los estudios han demostrado una mejora de la calidad de vida de las las familias cuyos hijos utilizan bombas de insulina [6].

¿Cuáles son las desventajas de usar una bomba de insulina para niños?

El tratamiento con bomba de insulina para niños también entraña algunos problemas que deben considerarse seriamente:

  • Los niños muy pequeños no pueden manejar la bomba sin ayuda de los padres y cuidadores. Incluso los niños más mayores pueden necesitar bastante ayuda [2].

  • Los niños pueden olvidar administrar bolos de insulina después de comer; «olvido» es la razón más habitual para saltarse bolos y constituye un reto importante para los niños y adolescentes que utilizan bombas de insulina [4].

  • Dado que los niños pasan la mayor parte del tiempo en la escuela, puede que el personal docente tenga que recibir educación sobre temas como bombas de insulina, medición de la glucosa en sangre, medición de las cetonas, respuesta ante emergencias o resolución de problemas con la bomba [4].

  • El riesgo de complicaciones como la cetoacidosis puede disuadir del uso de bombas de insulina. Si la bomba de insulina se avería o el set de infusión se descoloca o se obstruye, puede producirse una cetoacidosis en el plazo de 3 o 4 horas [5]. Esto se debe a que la bomba administra pequeñas dosis de insulina de acción rápida, por lo que no se puede recurrir a insulina de acción prolongada [4, 5].

  • El tratamiento con bomba de insulina se ha asociado a un aumento de peso [4], que puede resultar especialmente angustioso para los adolescentes.

  • Existe el riesgo de sufrir infecciones cutáneas en el lugar de inserción de la cánula [4, 5]. Las infecciones en el lugar de la infusión son la complicación más frecuente asociada al tratamiento con bomba de insulina, y pueden causar inflamación, dolor, enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la infusión [5].

  • A los niños y adolescentes puede disgustarles la sensación de estar «atados» a su bomba [5].

  • El coste de una bomba de insulina y los suministros es superior al tratamiento con múltiples inyecciones. El coste relativamente elevado de la compra de la bomba de insulina y el mantenimiento de un tratamiento puede constituir un obstáculo importante para muchas familias [5]. 

  • Uno de los riesgos del uso de la bomba de insulina es la hiperglucemia idiopática [5]. Su origen puede estar en posibles problemas mecánicos, avería de la bomba o problemas en el lugar de la infusión [5].

Es importante que ponderes los pros y los contras del tratamiento con bomba de insulina para los niños antes de tomar una decisión. Tu equipo médico podrá ayudarte. 

¿Cuál es la edad mínima para usar una bomba de insulina?

No existe una edad mínima establecida a escala internacional para usar una bomba de insulina.

Por lo general, las bombas de insulina se ofrecen a niños menores de siete años [6]. Muchos estudios demuestran los beneficios del uso de una bomba de insulina incluso en niños muy pequeños, como la mejora del control glucémico y la reducción de las hipoglucemias en comparación con el uso de múltiples inyecciones [1]. Las ventajas que ofrecen las bombas de insulina en el control de hábitos alimenticios impredecibles y bajos requisitos de insulina en niños muy pequeños puede convertir el tratamiento con bomba de insulina en una buena opción para muchos niños con diabetes de tipo 1 y sus familias [1].

No obstante, cabe destacar que algunos ensayos han demostrado que no existe diferencia en el control glucémico en niños menores de 7 años entre el tratamiento con bomba de insulina y con múltiples inyecciones [1], y que han de realizarse más estudios aleatorizados (y más grandes) para comprender en profundidad las ventajas y las desventajas de las bombas de insulina para los niños [6].

Conforme a las directrices clínicas de varias organizaciones de diabetes de todo el mundo —la International Society for Pediatric and Adolescent Diabetes o la Endocrine Society— el tratamiento con bomba de insulina puede beneficiar a todas las personas con diabetes de tipo 1 «con independencia de su edad» [1]. 

Es importante recordar que el uso de bombas de insulina en distintos grupos de edad puede entrañar desafíos únicos. Puedes comentar las opciones más adecuadas para tu hijo con tu equipo médico. 

¿Debe utilizar tu hijo una bomba de insulina?

Existen varios factores importantes a tener en cuenta antes de hacerte con una bomba de insulina para tu hijo. 

Los estudios muestran que el tratamiento con bomba de insulina ofrece muchos beneficios a niños con diabetes de tipo 1, aunque, como ocurre con cualquier tratamiento, también tiene desventajas [1, 2, 4, 5, 6]. 

El uso de una bomba de insulina requiere esfuerzo, compromiso y voluntad de aprender, especialmente al principio [2]. 

Sin embargo, con educación, diligencia y apoyo, las bombas de insulina pueden mejorar la calidad de vida de tu hijo [3]. Además, la tecnología de las bombas de insulina avanza muy rápidamente. A medida que se vayan ampliando las opciones del mercado, este tratamiento se irá haciendo más cómodo y ampliamente disponible [1].

Fuentes

  1. Berget, Cari, Laurel H. Messer, and Gregory P. Forlenza. A clinical overview of insulin pump therapy for the management of diabetes: past, present, and future of intensive therapy. Diabetes Spectrum 32.3; 2019: 194-204. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6695255/
  2. Is an Insulin Pump Right for Your Child and Family?. Diabetes Spectr 1 April 2001; 14 (2): 90. https://doi.org/10.2337/diaspect.14.2.90
  3. Pickup, John C. Insulin-pump therapy for type 1 diabetes mellitus. New England Journal of Medicine 366.17 (2012): 1616-1624. http://pedsendo.net/wp-content/uploads/2015/08/Pump-therapy-DM.pdf
  4. Maahs, David M., Lauren A. Horton, and H. Peter Chase. The use of insulin pumps in youth with type 1 diabetes. Diabetes technology & therapeutics 12.S1 (2010): S-59. https://www.researchgate.net/publication/44642359_The_Use_of_Insulin_Pumps_in_Youth_with_Type_1_Diabetes
  5. Potti, Lakshmi G., and Stuart T. Haines. Continuous subcutaneous insulin infusion therapy: a primer on insulin pumps. Journal of the American Pharmacists Association 49.1 (2009): e1-e17. https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S1544-3191(15)30945-6
  6. Dawes, Adam, The use of insulin pumps in children and young people: Past, present and future. Journal of Diabetes Nursing 23.5 (2019): 97. https://diabetesonthenet.com/journal-diabetes-nursing/use-insulin-pumps-children-and-young-people-past-present-and-future/
  7. Karges, Beate, et al. Association of insulin pump therapy vs insulin injection therapy with severe hypoglycemia, ketoacidosis, and glycemic control among children, adolescents, and young adults with type 1 diabetes. Jama 318.14 (2017): 1358-1366. https://jamanetwork.com/journals/jama/fullarticle/2656808

¿Qué es Making Diabetes Easier?

Making Diabetes Easier es la marca común de toda la actividad de Diabetes del grupo Air Liquide Healthcare en Europa. Novalab es la marca que engloba la actividad de diabetes en España con la que queremos ayudar haciendo la diabetes más fácil.

#Makingdiabeteseasier

Our mission?

#Makingdiabeteseasier

image image image image
x

Obtén la información más reciente sobre Para padres e hijos

Seguir