Cierralo

¿Qué estás buscando hoy?

Bomba de insulina: qué es y cómo funciona

La primera bomba de insulina similar a la que usamos en la actualidad data de la década de 1980. Surgió de la necesidad fundamental de los diabéticos de controlar su glucemia (nivel de glucosa en sangre) con total precisión. Los ensayos clínicos a largo plazo y a gran escala han demostrado que el control glucémico estricto reduce considerablemente el riesgo de sufrir complicaciones relacionadas con la diabetes.

En la actualidad, la bomba de insulina está muy generalizada y cada vez más personas la usan para tratar la diabetes. Pero ¿qué es exactamente una bomba de insulina? ¿De qué partes consta y, sobre todo, cómo se usa a diario?

¿Qué es una bomba de insulina?

La bomba de insulina es un producto sanitario que permite la infusión subcutánea continua de insulina (ISCI), imitando el comportamiento natural del páncreas. Permite a las personas diabéticas compensar el déficit de insulina de su organismo; la diabetes se caracteriza por una deficiencia en la producción de insulina por parte de las células β pancreáticas.

Los dispositivos ISCI constan de:

  • una pequeña bomba electrónica conectada a la pared abdominal por medio de un tubo flexible (de 60 a 110 cm de longitud) 
  • una cánula de teflón o una aguja de acero inoxidable, que permiten inyectar la insulina por vía subcutánea

La bomba contiene:

  • un depósito de insulina con capacidad para 200-300 unidades de insulina
  • un display y una pantalla de control que permiten al usuario configurar diversos parámetros, como la dosis de insulina y las horas de administración.

De igual forma que un páncreas sano, la bomba de insulina administra una dosis de insulina basal, que se suplementa seguidamente con inyecciones en embolada a las horas de comer para corregir la hiperglucemia.

Bomba de insulina y dispositivos MCG

La dosis de insulina se puede ajustar en función del nivel de glucosa en sangre medido con un glucómetro portátil. Algunas bombas se conectan directamente a un dispositivo de monitorización continua de glucosa (MCG), que permite al usuario controlar las variaciones en la glucemia de forma más precisa que con un glucómetro.

Los dispositivos de MCG actúan como un sensor y un transmisor, que resultan particularmente útiles para personas diabéticas que tienen dificultades para controlar su hipoglucemia e hiperglucemia. Mide la concentración de glucosa intersticial en el líquido que rodea las células subcutáneas cada 5-15 minutos y transmite los datos a un receptor especial o a un dispositivo móvil (un smartphone o un smartwatch).

Hoy en día, las bombas de insulina son más fiables, cómodas y compactas gracias a los progresos en la tecnología de la información y la miniaturización de los componentes microeléctricos. Los sistemas inalámbricos, como la tecnología Bluetooth, permiten eliminar el tubo flexible sin perder la comunicación entre la bomba y el MCG.

En el futuro, la tecnología Bluetooth u otra tecnología de consumo energético ultrabajo reducirán aún más los requisitos de energía, con el consiguiente incremento de la duración de la batería de las bombas de insulina.

¿Cómo se utiliza la bomba de insulina?

La instauración de insulinoterapia con una bomba de insulina debe ser supervisada por un equipo médico especializado (médicos, personal de enfermería especializado en diabetes o endocrinología, y dietistas) formado en el uso de bombas de insulina. Los pacientes deben estar motivados y comprometerse a cumplir las recomendaciones básicas:

  • medir con frecuencia los niveles de glucosa en sangre (entre cuatro y seis veces al día);
  • anotar la cantidad de carbohidratos ingeridos durante la comida;
  • colaborar con el equipo médico y aprender a usar la bomba de insulina correctamente.

Una bomba de insulina administra insulina continuamente, las 24 horas del día, a través de una fina cánula o aguja insertada en el tejido subcutáneo.

¿Dónde se coloca la bomba de insulina?

El lugar de infusión suele ser la parte baja del abdomen, la parte exterior de los muslos, las caderas o las nalgas.

La cánula debe cambiarse cada 2 o 3 días y se puede implantar de forma manual o automática si el dispositivo incorpora un sistema de inserción. Se recomienda cambiar el lugar de colocación cada vez que se cambia la cánula para evitar la aparición de lipodistrofia (acumulación o deterioro de la grasa cutánea) e infecciones. Los sensores de los dispositivos de MCG también se implantan de manera subcutánea, por medio de una aguja o un sensor. Deben cambiarse cada 5-7 días.

El ritmo de administración basal de la bomba se programa con antelación y se ofrece la posibilidad de definir distintos ritmos a distintas horas del día o, por ejemplo, de reducir el ritmo basal durante la noche.

Los sistemas de bomba de insulina son cada vez más sofisticados y ya incorporan funciones para almacenar y mostrar la información a través de aplicaciones especiales de smartphone. En algunas bombas, también se puede usar una calculadora de bolo para calcular las dosis de insulina adicionales conforme a parámetros como:

  • el nivel de glucosa en sangre antes de la comida
  • la ingesta de carbohidratos durante la comida
  • la glucemia objetivo a conseguir después de la comida.

Además, algunas bombas de insulina también tienen una función de alerta para el usuario y el cuidador, acceso remoto a datos (carga restante de la batería, niveles del depósito de insulina, etc.) y un directorio de valores energéticos de los alimentos para ajustar con total precisión la dosis adicional de insulina necesaria antes de una comida.

Gracias al uso de todos los datos registrados por la bomba de insulina, se puede optimizar el control de la diabetes y limitar la aparición de complicaciones.

Fuentes

  1. Ministry of health and long term care-Ontario. Continuous Subcutaneous Insulin Infusion (CSII) Pumps for Type 1 and Type 2 Adult Diabetic Populations. Ontario Health Technology Assessment Series 2009;9(20) ; octobre 2009
  2. Andrew Fry. Insulin delivery device technology 2012: where are we after 90 years? J Diabetes Sci Technol. 2012 Jul 1;6(4):947-53. doi: 10.1177/193229681200600428.
  3. I. Vecchio et al. The discovery of insulin : an importatnt milestone in the history of medecine. Frontiers in Endocrinology 23 octobre 2018
  4. B. Karges et al. Association of Insulin Pump Therapy vs Insulin Injection Therapy With Severe Hypoglycemia, Ketoacidosis, and Glycemic Control Among Children, Adolescents, and Young Adults With Type 1 Diabetes. JAMA 10 octobre 2017 ; 318 (14); 1358-1366
  5. JC. Pickup, B.M., D.Phil. Insulin-Pump Therapy for Type 1 Diabetes Mellitus. NEJM 2012;366:1616-24.
  6. Klemen Dovc, Tadej Battelino. Evolution of Diabetes Technology. Endocrinol Metab Clin North Am. 2020 Mar;49(1):1-18. doi: 10.1016/j.ecl.2019.10.009. Epub 2019 Dec 4.

¿Qué es Making Diabetes Easier?

Making Diabetes Easier es la marca común de toda la actividad de Diabetes del grupo Air Liquide Healthcare en Europa. Novalab es la marca que engloba la actividad de diabetes en España con la que queremos ayudar haciendo la diabetes más fácil.

 

x

Obtén la información más reciente sobre Terapia de bomba

Seguir