Cierralo

¿Qué estás buscando hoy?

Tratamiento de la hiperglucemia

Tratamiento de la hiperglucemia

Tratamiento de la hiperglucemia

Si te han diagnosticado diabetes, puede que hayas oído hablar de la hiperglucemia, es decir, un nivel alto de glucosa (o azúcar) en sangre. 

Es posible que conozcas las causas y los síntomas de la hiperglucemia, o que tu equipo médico te haya enseñado a controlar tu glucosa en sangre cuando su nivel es alto.

En este artículo te contamos cómo tratar la hiperglucemia una vez detectada, algunas situaciones en las que quizá necesite ayuda para tratar el nivel alto de glucosa en sangre y cómo reducir las probabilidades de sufrir más episodios.

Diagnóstico de la hiperglucemia

Para poder diagnosticar y tratar la hiperglucemia, necesitas reconocer los signos de los niveles altos de glucosa en sangre. Puede que tus síntomas no sean iguales que los de los demás, por lo que es necesario que aprendas a reconocer los tuyos propios.

Percepción de los signos

El primer paso para detectar la hiperglucemia es notar los signos que se manifiestan cuando el nivel de glucosa en sangre es alto. 

Entre los signos de hiperglucemia se incluyen1,2:

  • Sed extrema
  • Necesidad frecuente de orinar 
  • Sensación de cansancio intenso

A medida que la hiperglucemia evoluciona y se hace más grave, también puedes notar cambios en el estado mental, sentirte aletargado y tener problemas para concentrarte o para ver1,2.

Si tienes una enfermedad asociada a niveles altos de glucosa en sangre llamada cetoacidosis diabética, puede que sientas náuseas o vómitos, dolor en el abdomen y taquipnea (respiración rápida)1,2,3.

Comprobación de los niveles de glucosa en sangre

El siguiente paso si crees que tus niveles de glucosa en sangre son altos, es medirlos.

Muchas personas utilizan un glucómetro portátil para analizar una pequeña muestra de sangre y medir la glucosa4. Esta técnica se denomina «monitorización de glucosa en sangre» o MGS. Quizá, tu equipo médico te haya explicado el proceso, ya que la monitorización de la glucosa en sangre frecuente puede guiarte en determinados aspectos del control de la diabetes, como decidir la dosis de insulina a administrar y la ingesta de alimentos4.

Algunas personas con diabetes usan la monitorización continua de glucosa (MCG) para medir sus niveles de glucosa en sangre4. Los sistemas MCG miden los niveles de glucosa en el líquido intersticial (el líquido que rodea el tejido adiposo) por medio de un sensor. Existen dos tipos de sistemas4. El primer tipo de sistema MCG te ofrecerá una lectura continua de los niveles de glucosa en sangre (receptor, aplicación móvil, reloj inteligente o bomba) y puede incorporar alarmas que te avisan cuando te sales del rango4. El segundo tipo indica cuál es el nivel de glucosa en sangre cuando el transmisor del sistema MCG es leído por un lector o teléfono inteligente4.

Otro método para medir la glucosa en sangre del que quizá hayas oído hablar es al análisis de HbA1c4. Es posible que tu equipo médico te haya hablado de este análisis o quizá te hayan extraído sangre para hacértelo en una revisión de la diabetes. 

Sin embargo, el análisis de HbA1c no mide lo mismo que una prueba de glucosa en sangre, sino que se utiliza para evaluar tu control de la glucosa a largo plazo2,3. Este análisis mide los niveles medios de glucosa en sangre durante los tres últimos meses4. A diferencia del glucómetro y del sistema MCG, no indica tu nivel de glucosa en sangre en un momento concreto4.

Tratamiento de la hiperglucemia

Las personas con diabetes de tipo 1 pueden tener episodios de hiperglucemia todos los días2. Esto puede deberse a diversas razones, como no tomar insulina suficiente (si te saltas una dosis o no tomas suficiente para la ingesta de carbohidratos, por ejemplo2). Otros factores que pueden conducir a un nivel de glucosa en sangre alto son el estrés, una enfermedad o el ejercicio intenso2.

Aunque esto pueda resultar frustrante, por lo general no genera una emergencia médica2.

Cómo reducir la glucosa en sangre si tienes diabetes de tipo 1

Los niveles altos de glucosa en sangre se tratan casi siempre con insulina2. Tu equipo médico te puede orientar sobre lo que se consideran niveles altos y bajos en tu caso, para que puedas establecer tus objetivos individuales5.

Por lo que se refiere a la insulina, puedes administrarte dos tipos de dosis: basal y en bolo6

La dosis basal cubre tus necesidades básicas de insulina6. Si te administras la insulina mediante inyección, lo más probable es que lo hagas una o dos veces al día con un tipo de insulina de acción prolongada6. Si utilizas una bomba de insulina, tu dosis basal se compone de insulina de acción rápida que la bomba administra todo el tiempo6.

Otro tipo de dosis se denomina dosis en bolo6. La dosis en bolo es la que te administras para controlar los cambios en tus niveles de glucosa en sangre causados por la alimentación6. También puede utilizarse para reducir tu glucosa en sangre si esta se ha salido del rango objetivo6. Si te administras la insulina mediante inyección, lo más probable es que utilices insulina de acción rápida6. Si utilizas una bomba de insulina, el bolo puede administrarse con una dosis rápida de la insulina contenida en la bomba6.

Tratamiento de un episodio de hiperglucemia

Si estás sufriendo un episodio de hiperglucemia, lo primero que tienes que hacer es administrarte insulina2

Tu equipo médico debe explicarte tu «factor de corrección», es decir, la cantidad de insulina que necesitas para reducir los niveles de glucosa en sangre2.

Si utilizas una jeringa o una pluma para administrar la insulina y tus niveles de glucosa en sangre no responden al cabo de dos horas, puedes administrar una segunda dosis «de corrección»2.

Es importante no administrar demasiadas dosis de insulina, ya que podrías sufrir una hipoglucemia, es decir, niveles bajos de glucosa en sangre. Te recordamos que la insulina tarda entre 20 y 30 minutos en actuar y que mantiene su efecto durante 4 o 5 horas2.

Durante un episodio de hiperglucemia, debes beber mucha agua u otra bebida no carbonatada2.

Además, debes llamar al médico si los niveles de glucosa en sangre siguen siendo altos después de administrar la insulina2.

Qué hacer después de un episodio de hiperglucemia

Después de experimentar un episodio de hiperglucemia, quizá necesites adoptar algunas medidas. 

Para asegurarte de haber controlado bien los niveles de glucosa en sangre, debes medirlos con más frecuencia de lo habitual5.

También puedes reflexionar sobre la cantidad de insulina que debes administrar5. En la próxima conversación que mantengas con tu equipo médico, podéis cambiar la cantidad de insulina que te administras, el momento en que lo haces o el tipo de insulina5.

Como siempre, si te preocupan tus niveles de glucosa en sangre, la dosis de insulina o el tipo de insulina que te administras, coméntaselo a tu equipo médico.

Tratamiento de emergencia para la hiperglucemia

Tratamiento de emergencia para la hiperglucemia

Tratamiento de emergencia para la hiperglucemia

Existen dos grandes emergencias diabéticas asociadas a los niveles altos de glucosa en sangre: la cetoacidosis diabética y el estado hiperosmolar hiperglucémico (EHH)7.

En ambos casos, se experimentan niveles altos de glucosa en sangre y deshidratación7. El tratamiento de ambas emergencias es, en parte, común, aunque puede que en distintas cantidades7:

  • Líquidos. Por lo general, se administran mediante venoclisis7. El objetivo es corregir la deshidratación que ambas emergencias pueden provocar7
  • Insulina. Puede administrarse en una vena mediante infusión fija7. La infusión intravenosa de insulina ayudará a restablecer los niveles de glucosa en sangre normales7.
  • Reposición de electrolitos. Estos síndromes pueden alterar los niveles de las sustancias químicas de la sangre7. Quizá te pongan un gotero que administrará electrolitos como potasio hasta que los niveles recuperen la normalidad7.

Si no te encuentras bien, especialmente si mides las cetonas y su concentración es elevada, debes solicitar asistencia médica.

Cómo prevenir la hiperglucemia

Si has experimentado episodios repetidos de niveles altos de glucosa en sangre o has recibido tratamiento de emergencia, habla con tu equipo médico sobre las formas de mantener los niveles dentro del rango objetivo5.

Quizá tu médico desee hablar contigo para saber si existe algún problema para que tomes los medicamentos prescritos para la diabetes5. Si tomas la medicación correctamente, pero sigues experimentando hiperglucemia, tu equipo puede sugerir cambios en dicha medicación para mejorar el control de la glucosa en sangre5.

Los estudios han demostrado que las personas que mejor controlan su glucosa8:

  • Comprueban con mayor frecuencia los niveles de glucosa en sangre
  • Se saltan dosis de insulina con menor frecuencia
  • Se administran sus dosis en bolo antes de una comida, en lugar de durante la misma o después
  • Practican ejercicio con mayor frecuencia

Si crees que tus episodios de hiperglucemia podrían deberse a dificultades para medir la glucosa en sangre, habla con tu equipo médico sobre el método más idóneo para hacerlo8

La hiperglucemia, o niveles altos de glucosa en sangre, puede dar lugar a complicaciones a corto y largo plazo ➏➐. Con el tiempo, aprenderás a reconocer los signos tempranos de hiperglucemia ➊.

Conociendo tus objetivos de glucosa en sangre y con la ayuda de tu equipo médico, puedes controlar la hiperglucemia y reducir las probabilidades de que los episodios se repitan ➎➏.

Fuentes

  1. Mouri M, Badireddy, M. Hyperglycaemia. StatPearls. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK430900/
  2. JDFR. Type 1 Diabetes High Blood Sugar Symptoms: Hyperglycemia Symptoms. Consultado en agosto de 2022. Disponible en: https://www.jdrf.org/t1d-resources/about/symptoms/blood-sugar/high/
  3. Trachtenbarg, D. E. Diabetic Ketoacidosis. American Family Physician; 2005, 71(9): 1705-1714.
  4. Holt, RIG et al. The Management of Type 1 Diabetes in Adults. A Consensus Report by the American Diabetes Association (ADA) and the European Association for the Study of Diabetes (EASD). Diabetes Care. 2021; 44 (11): 2589–2625.
  5. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Manage Blood Sugar. Consultado en abril de 2022. Disponible en: https://www.cdc.gov/diabetes/managing/manage-blood-sugar.html.
  6. Cooke, DW, Plotnick, L. Type 1 diabetes mellitus in pediatrics. Pediatr. Rev. 2008; 29: 374-385.
  7. Dhatariya, K. Blood Ketones: Measurement, Interpretation, Limitations, and Utility in the Management of Diabetic Ketoacidosis. The review of diabetic studies. 2016;13(4):217-225. doi:10.1900/RDS.2016.13.217.
  8. Simmons, JH et al. Differences in the Management of Type 1 Diabetes Among Adults Under Excellent Control Compared With Those Under Poor Control in the T1D Exchange Clinic Registry. Diabetes Care. 2013; 36 (11): 3573–3577.
  9. Deiss, D. et al. Improved Glycemic Control in Poorly Controlled Patients with Type 1 Diabetes Using Real-Time Continuous Glucose Monitoring. Diabetes Care. 2006; 29 (12): 2730–2732.

¿Qué es Making Diabetes Easier?

Making Diabetes Easier es la marca común de toda la actividad de Diabetes del grupo Air Liquide Healthcare en Europa. Novalab es la marca que engloba la actividad de diabetes en España con la que queremos ayudar haciendo la diabetes más fácil.

#Makingdiabeteseasier

Our mission?

#Makingdiabeteseasier

image image image image
x

Obtén la información más reciente sobre Gestionando la diabetes

Seguir