Cierralo

¿Qué estás buscando hoy?

Tabaco y diabetes: por qué y cómo dejarlo

Tabaco y diabetes: por qué y cómo dejarlo

Tabaco y diabetes: por qué y cómo dejarlo

Ya no hay duda de que fumar es perjudicial para la salud y, en el caso de las personas que tienen diabetes, puede acelerar la aparición de complicaciones médicas [1,2]. Afortunadamente, existen muchas formas de dejar de fumar. Pero lo principal es encontrar la fuerza, el deseo y la motivación necesarios para hacerlo. ¿Qué factores podrían empujarte a tomar la decisión de dejar de fumar? ¿Y cuál sería la mejor forma de lograrlo?

Por qué tener diabetes es una buena razón para dejar de fumar

Siendo la motivación una de las claves para alejarse del tabaco para siempre, veamos algunas cifras contundentes.

La principal preocupación de los fumadores con diabetes es la aparición de complicaciones cardiovasculares [2,3,4]. Por ejemplo, estudios científicos indican que fumar con diabetes incrementa el riesgo de muerte un 48 %, de accidente cerebrovascular un 44 %, de enfermedad coronaria un 54 % y de infarto de miocardio un 52 % [4]. Fumar cigarrillos también puede incrementar el riesgo de nefropatía (enfermedad renal) [2,4].

Además, un gran número de sustancias presentes en los cigarrillos (nicotina, acetaldehído, radicales libres, metales pesados, monóxido de carbono) elevan la resistencia a la insulina y reducen la cantidad secretada por el páncreas [2,3,4]. Esto hace que los fumadores necesiten más insulina que los no fumadores para conseguir un control glucémico similar [4].

¿Dejar de fumar permite controlar mejor la diabetes?

Los beneficios de dejar de fumar para las personas con diabetes son muy claros: reducción del riesgo de complicaciones cardiovasculares, nefropatía y resistencia a la insulina [2,3,4].

El efecto del tabaco sobre la glucosa en sangre aún no está claro y se ha estudiado poco [2,4]. Un estudio demostró que el riesgo de un mal control glucémico era superior en el caso de los fumadores, y este riesgo se normalizaba una década después de haber dejado de fumar [3]. Sin embargo, no se ha demostrado que dejar de fumar mejore el control de la diabetes [2]. De hecho, dejar de fumar podría empeorar el control de la glucemia, posiblemente debido al aumento de peso que suele ir asociado a ello [2].

Por tanto, una vez que hayas tomado la decisión de dejar de fumar, es recomendable que evites engordar demasiado, ya que esto podría interferir en el control de tu glucosa en sangre [2,3].

Consejos y trucos para dejar de fumar

Consejos y trucos para dejar de fumar

Consejos y trucos para dejar de fumar

Para reducir o ralentizar la aparición de complicaciones, la American Diabetes Association (ADA) y el National Institute of Health and Care (NICE) del Reino Unido recomiendan encarecidamente a las personas con diabetes que dejen de fumar [3]. ¿Pero, cuál es la mejor forma de lograrlo?

En primer lugar, se recomienda buscar supervisión. Varios estudios han demostrado que el apoyo psicológico, incluso el asesoramiento personalizado, y la prescripción de medicamentos para dejar de fumar incrementan las probabilidades de éxito [1,2]. Los resultados del estudio demuestran una mayor eficacia con un mínimo de 8 sesiones individuales con un psicólogo especializado [1]. Este apoyo psicológico también puede incluir terapia grupal cognitiva, conversaciones telefónicas y el uso de aplicaciones para móvil [1].

Al mismo tiempo, también pueden resultar de utilidad los productos sustitutivos de la nicotina: según varios estudios, su uso duplica las probabilidades de dejar de fumar [2.3]. Los chicles, los inhaladores, las pastillas, los aerosoles nasales y los parches transdérmicos ayudan a controlar los síntomas de la abstinencia, como los cambios de humor, la ansiedad y el desasosiego, el aumento de peso y el estreñimiento [1,2,3]. También puedes probar varios formatos para ver el que mejor te funciona. Sin embargo, estos sustitutos pueden ocasionar cierto malestar temporal (dolor pectoral, taquicardia) y alterar el metabolismo de la glucosa, por lo que es recomendable limitar su uso a un período fijo [2].

En cualquier caso, puede resultar útil consultar con tu médico de cabecera o proveedor sanitario para que evalúe tus necesidades en términos de tratamiento farmacológico y asesoramiento para ayudarte a dejar de fumar.

 

Fuentes

  1. L. Garcia-Gomez et al. Smoking cessation treatments : current psychological and pharmacological options. Rev Invest Clin 2019;71(1):7-16. ; doi:10.24875/RIC.18002629.
  2. Campagna D, Alamo A, Di Pino A, et al. Smoking and diabetes: dangerous liaisons and confusing relationships. Diabetol Metab Syndr. 2019 ; 11:85. Published 2019 Oct 24. doi:10.1186/s13098-019-0482-2.
  3. K.Kos. Cardiometabolic Morbidity and Mortality with Smoking Cessation, Review of Recommendations for People with Diabetes and Obesity. Curr Diab Rep . 2020 Dec 8;20(12):82. doi: 10.1007/s11892-020-01352-6.
  4. Mariola Śliwińska-Mossoń and Halina Milnerowicz. The impact of smoking on the development of diabetes and its complications. Diabetes & Vascular Disease Research 2017, Vol. 14(4) 265–276.

¿Qué es Making Diabetes Easier?

Making Diabetes Easier es la marca común de toda la actividad de Diabetes del grupo Air Liquide Healthcare en Europa. Novalab es la marca que engloba la actividad de diabetes en España con la que queremos ayudar haciendo la diabetes más fácil.

#Makingdiabeteseasier

Our mission?

#Makingdiabeteseasier

image image image image
x

Obtén la información más reciente sobre Vivir con diabetes

Seguir